Los costos de los préstamos

Sea cual sea el tipo de préstamo (personal, hipotecario, prendario o descubierto), el prestatario no sólo tiene que devolver la cantidad recibida, sino un monto adicional como precio por acceder a la financiación: es el costo financiero total (CFT).

Son todos los gastos asociados a la concesión y devolución del préstamo, que deben ser pagados por el prestatario.

La Tasa Nominal Anual (TNA) es el porcentaje que se aplica sobre el monto pendiente de devolver, para calcular el importe de los intereses. La tasa puede ser fija (permanece invariable durante toda la vida del préstamo) o variable. Con un préstamo a tasa variable, el cliente debe saber que el costo financiero cambiará cada vez que lo haga la TNA.

Otros componentes del costo financiero total son los gastos de evaluación del solicitante (para valorar su capacidad de devolver el préstamo), los de contratación de los seguros que correspondan según el tipo de financiación (vida, incendios), etc.

El CFT no es una cantidad única para cada tipo de préstamo, ya que depende de factores como el monto, el plazo, las garantías aportadas, las características personales del solicitante o incluso el sistema de cancelación (ver la sección ¿Cómo se cancelan los préstamos?).

Por ejemplo,  el costo del seguro de vida depende de la edad del prestatario. La existencia de garantías o un buen historial de crédito influyen en el CFT, al reducir los costos de evaluación del préstamo y la tasa de interés aplicable. En resumen, podemos decir que el CFT está determinado por los factores particulares que definen la relación entre el banco y cada cliente.

 

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.