¿Autónomo o monotributista?

Si querés trabajar por cuenta propia y no en relación de dependencia, tenés que darte de alta como autónomo y pagar todos los meses la cuota correspondiente, para tener derecho en el futuro a la pensión de jubilación.

Existen cinco categorías distintas, según los ingresos y el tipo de actividad. Encontrá toda la información en la sección para autónomos de la AFIP.

El monotributo es un régimen simplificado, para aquellos trabajadores por cuenta propia con menores ingresos. Los aportes mensuales son más baratos e incluyen la obra social. Cuando se supera una determinada facturación, es necesario pasar al régimen general de autónomos. Consultá las categorías, trámites y requisitos para darte de alta como monotributista.

Las personas autoempleadas que se encuentran en situación de vulnerabilidad pueden sumarse al monotributo social, que no se gestiona en la AFIP sino a través del Ministerio de Desarrollo Social.

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.