El recibo de sueldo

Todos los trabajadores en relación de dependencia deben percibir su remuneración con la entrega de un recibo de sueldo, en doble ejemplar (uno firmado por el empleador y el otro por vos).

Te interesa comprender los diferentes conceptos que se reflejan en tu recibo de sueldo. Aunque el formato puede variar según la empresa, la Ley obliga a incluir en todos los recibos de haberes algunas informaciones mínimas.

¿Estás pensando que lo que realmente importa del recibo de sueldo es… cuánto vas a cobrar? ¡Tenés razón! Vamos a averiguarlo:

Lo que pactás con el empleador es el sueldo bruto, e incluye el básico de convenio y todos los montos adicionales que correspondan según tu antigüedad, nivel de formación, etc.

Lo que realmente recibirás todos los meses es una cantidad ligeramente inferior, el sueldo neto.

¿Dónde va la diferencia entre ambos? El empleador está obligado por ley a retener una parte de tu sueldo para distintos fines:

  1. Aportes para tu obra social
  2. Aportes al Sistema Integrado Previsional Argentino (ANSES) para tu jubilación (consultá la sección Aportes jubilatorios a la Seguridad Social).
  3. Aportes a la obra social de los jubilados (PAMI)
  4. Cuota sindical (no es obligatoria)
  5. Retenciones del impuesto a las ganancias (si corresponde según tu sueldo)

Seguro que también escuchaste hablar del aguinaldo. Se trata de un Sueldo Anual Complementario que se paga dos veces al año (el 30 de junio y el 31 de diciembre). Se calcula dividiendo por 2 la mejor remuneración cobrada en el semestre y ajustando el resultado a los días realmente trabajados. En Internet podés encontrar calculadoras muy sencillas para saber cuánto cobrarás en tu próximo aguinaldo.

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.