Comprar una vivienda

¿Querés tener una casa propia? Si tu respuesta es SÍ, compartís ese sueño con muchas personas. El gran desafío es cómo pagarla. Aunque los precios varían mucho según el lugar en el que querés vivir, en general estamos hablando de juntar mucho dinero.

En la sección ¿Con ahorros o con deudas? vimos distintas formas de planear el pago de las compras importantes. La más adecuada para vos depende de los ahorros que tenés, la urgencia de la compra o la posibilidad de conseguir financiación.

  • ¿Con ahorros? Ahorrar lo suficiente para comprar la casa al contado puede ser muy complicado. Sería necesario conseguir ingresos elevados durante mucho tiempo, gastar poco y colocar el dinero ahorrado en productos financieros que brinden una buena rentabilidad. No es fácil, pero tampoco imposible.
  • ¿Con deudas? La forma más habitual de conseguir una vivienda propia es pedir un préstamo hipotecario, en el que la misma casa comprada sirve como garantía: si dejás de pagar las cuotas, el banco puede llegar a quedarse con el inmueble y venderlo para recuperar el dinero que te prestó.

     

    Debido a la solidez de la garantía que recibe el banco, los intereses de los préstamos hipotecarios son menores que en otro tipo de financiación.

    Por otra parte, no todos los bancos financian el 100% del valor de la casa. En tal caso necesitás juntar al menos la parte que no te van a financiar. Consultá los requisitos exigidos y las condiciones de los bancos para el otorgamiento de préstamos hipotecarios.

 

RECURSOS ASOCIADOS: Herramientas y Guías de ayuda


¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.