Manejar la economía en pareja

Después de dos años de novios, Gaby y Jorge decidieron vivir en pareja. ¡Qué desafío! Ahora ya tienen a alguien con quien compartir la vivienda, el tiempo libre... y las decisiones sobre cuánto, cómo y en qué gastar el dinero.

En los primeros tres meses, los dos se llevaron algunas sorpresas. ¡Jorge nunca imaginó que Gaby fuera una persona tan ahorradora! Él prefiere pasarla bien ahora, no estar contando la plata que gasta. Para ser justos, él tampoco dijo nunca a Gaby que quería dejar su trabajo y abrir su propio negocio, noticia que preocupa a su pareja por el efecto que tendrá en los ingresos del hogar.

Cuando se plantea la posibilidad de vivir con la persona que querés, el dinero no es uno de los temas favoritos de conversación. Damos por hecho que el cariño y las buenas intenciones son suficientes para superar cualquier desacuerdo futuro. Por desgracia, no es así. Las diferencias sobre el modo de llevar la economía familiar están entre los principales motivos de discusión en las parejas. Si son muy profundas, pueden terminar en separación o divorcio.

¿Esto quiere decir que sólo podés convivir con alguien que piense igual que vos sobre el dinero? ¡Claro que no! Sólo significa que podés evitar muchos problemas estableciendo desde el principio algunos puntos de acuerdo sobre la economía de la pareja:

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.