Abrir una cuenta bancaria

¿Te sentís mejor teniendo el dinero en casa? ¿Es lo que siempre hicieron tus papás y abuelos? En realidad, hoy día “guardar la plata bajo el colchón” es una costumbre con más inconvenientes que ventajas.

Sea cual sea el camino que decidas seguir, abrir una cuenta bancaria es uno de los pasos más útiles que podés dar para conseguir la vida que querés.

Recibir el sueldo o el pago por tus servicios, ahorrar para tus proyectos personales o profesionales, pagar el celular y demás servicios e incluso, en algún momento, pedir un préstamo… Tener una cuenta bancaria te permitirá acceder a un gran número de productos y servicios financieros, según las necesidades de cada situación.

En la sección La cuenta bancaria, el primer paso encontrarás toda la información necesaria para decidir qué tipo de cuenta es la más adecuada para vos en este momento.

La más accesible es la caja de ahorros, que es una cuenta gratuita que incluye la tarjeta de débito. Si tenés más de 18 años, podés abrirla una cuenta bancaria con tus datos personales (domicilio, profesión, estado civil) y entregando un documento de identidad.

¿Todavía no sos mayor de edad? Una buena noticia para los más impacientes: no tenés que esperar a los 18 para utilizar una caja de ahorros y tener tu propia tarjeta de débito gratuita.

Podés aparecer como persona autorizada en una caja de ahorros abierta por un adulto(tu mamá, tu papá o tu representante legal). Con tu tarjeta podrás retirar efectivo o depositar dinero en el cajero, pagar tus compras en los comercios y realizar otras operaciones por medios electrónicos. Todos estos servicios, ¡sin ningún costo!

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.