Vivir independiente

Karina adora a su familia y sabe que la apoyan en todo, pero con 26 años ya tiene ganas de independizarse. Todavía no completó sus estudios de Economía porque trabaja todo lo que puede, aunque no siempre tiene empleo. Su amiga Bianca acaba de recibirse y tiene algunos ahorros, así que decidieron buscar juntas un departamento.

Vivir en el hogar familiar tiene muchas ventajas y es muy barato, pero llega un momento en la vida en que querés hacer las cosas a tu manera. La gran pregunta es: "¿Tenés bastante plata para vivir independiente?".

En este punto, el principal desafío es la vivienda. Tener una casa propia no suele ser la primera opción: es una de esas compras importantes que hay que planificar a largo plazo.

La alternativa más habitual es el alquiler, pero supone hacer frente a una serie de costos mensuales. ¿Podés pagarlos sin ayuda o necesitás compartir la vivienda?

La respuesta a esta pregunta depende de tu presupuesto mensual, del lugar en el que querés vivir y de tus propias necesidades en cuanto a espacio, transporte, etc.

RECURSOS ASOCIADOS: Herramientas y Guías de ayuda


¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.