Cuentas Sanas - Etapas de vida

Controlar
las deudas

Si aún no llegaste a esta situación tan complicada, ¡felicitaciones! Evitala siguiendo las ideas de la sección Cuándo y cómo endeudarte.
Pero si te pasa algo parecido, sabés que Andy tiene razón. Cuando vivís de prestado es imposible ahorrar: todo el dinero que ganás se va rápido en pagar deudas.
El problema es que las deudas tienen la mala costumbre de “crecer solas”, debido a los intereses. Salvo tu familia y amigos, cualquier entidad autorizada a realizar préstamos te cobrará comisiones por administración y, además, una cantidad extra como precio por haberte adelantado la plata: son los intereses.

Andy no puede ni pensar en ahorrar. No sabe bien cómo llegó a esta situación, pero el tema es que debe un montón de plata. Cada mes, las cuotas del préstamo y la tarjeta de crédito se llevan tanto dinero que tiene que vivir de la tarjeta hasta el mes siguiente. Es decir, que tiene que “endeudarse para pagar sus deudas”. Ahora tiene un problema adicional: su nombre aparece en la Central de Deudores del BCRA.

Caso Real Interactivo

Resolver

¿Cómo salir de este círculo nada virtuoso?

Herramientas y guías de ayuda