Los cajeros automáticos

Los cajeros automáticos son máquinas diseñadas para que los clientes puedan realizar de manera segura un gran número de operaciones bancarias, guiados paso a paso por las instrucciones que aparecen en pantalla.

Además, el personal del banco en las sucursales está atento para ayudar a aquellos usuarios que necesiten orientación sobre las posibilidades y uso de los cajeros.

Algunas personas están acostumbradas a operar por ventanilla y desconfían un poco de los cajeros automáticos, hasta que empiezan a usarlos y comprueban sus ventajas. Veamos algunas de las cuestiones más habituales:

¿Qué operaciones puedes hacer en los cajeros? Entre otras, podés:

  • Extraer dinero en efectivo
  • Consultar saldos y movimientos
  • Pagar servicios
  • Realizar transferencias
  • Contratar depósitos a plazo fijo
  • Cambiar el Número de Identificación Personal (PIN)
  • Obtener la clave de coordenadas para utilizar la banca electrónica
  • Hacer depósitos en cuentas propias o de otras personas

¿Qué necesitás para utilizar los cajeros automáticos? Para la mayor parte de las operaciones tenés que introducir tu tarjeta de débito y tu Número de Identificación Personal (PIN). Sin embargo, algunas operaciones pueden realizarse sin tarjeta, como el depósito de efectivo y cheques.

¿Tiene costo operar a través del cajero automático? Los costos dependen de si utilizás los cajeros de tu propio banco o los de otro banco o red. Consultá en el banco cuál es el número máximo de operaciones mensuales sin cargo, y tratá de no agotarlo con las que podéis realizar de forma gratuita por otras vías (por ejemplo, la banca electrónica).

¿Hay algún límite a las extracciones en efectivo? Por motivos de seguridad, existe un límite a la cantidad diaria que se puede retirar por cajero automático. Sin embargo, cada cliente puede acordar con el banco un tope mayor o menor.

¿Qué hacer si falla el cajero automático? Como cualquier otra máquina, el cajero puede sufrir ocasionalmente algún tipo de fallo técnico. Por ejemplo, que retenga la tarjeta, o que no llegue a entregar el dinero solicitado (o una parte del mismo) pero el monto total sí aparezca como retirado en el comprobante emitido. Para recuperar el dinero basta con reclamarlo a tu banco, ya que este tipo de incidencias quedan registradas en el sistema.

Consultá las recomendaciones para el uso de los cajeros automáticos.

¡Tormenta!

¡Un juego para divertirte y desafiar tus habilidades y conocimientos!

Test de Salud Económica

¿Qué esperás? Evaluá tu situación económica actual.

Talleres Presenciales

Informate para llevar los talleres a tu comunidad.