Ingresos, gastos y deudas

10 Nov 2018

Ingresos, gastos y deudas

Hablar de “personas jubiladas” no hace justicia a la gran variedad de situaciones que pueden enfrentar los adultos mayores, según la edad, la salud, el estilo de vida, el nivel de actividad, el lugar en el que residen, etc.

Cualquiera que sea tu situación, el presupuesto personal sigue siendo la mejor forma de mantener la tranquilidad económica. Acá tenés algunas ideas para adaptar tu presupuesto a la jubilación:
 
Sobre los ingresos
 

Los haberes jubilatorios se cobran a través de una cuenta sueldo gratuita de la Seguridad Social, que podés tener en tu banco habitual. Para saber más, consultá la Información para nuevos jubilados de la ANSES.
 
Los mil usos de la tarjeta de débito. Cuando cobrás tus haberes jubilatorios a través de una cuenta sueldo recibís una tarjeta de débito gratuita. Con ella podés retirar tus haberes de los cajeros automáticos en cualquier momento, sin preocuparte por las fechas de cobro. También te permite pagar tus compras en los comercios. Además, ¿sabías que en algunos bancos basta con usar tu tarjeta de débito para acreditar la supervivencia, sin necesidad de más trámites? ¡Preguntá en tu banco por los servicios a jubilados!
 
  • ¿Te ocupaste cuando eras más oven de ahorrar para la jubilación? Si hiciste buenas inversiones, posiblemente ahora tenés rentas mensuales para complementar tus haberes jubilatorios. Las rentas por alquileres, intereses, dividendos, etc. pueden brindarte mucha tranquilidad al dejar de trabajar.
 
Si tenés contratados productos financieros, asegurate de que tienen poco riesgo y de que se ajustan a tus necesidades actuales. Consultá la sección Ahorros e inversiones para adultos mayores.
 
  • ¿Por qué no seguir obteniendo ingresos durante esta fase de la vida? ¿Quién te dice a qué edad tenés que dejar de trabajar?
A lo largo de los años se acumulan conocimientos, habilidades y experiencias que podés compartir con provecho para todos. Si tenés ganas de emprender un proyecto, consultá la sección Abrir tu propio negocio.
 
Sobre los gastos
 
  • Aunque los gastos corrientes no disminuyen con los años (agua, luz, teléfono, etc.), en muchas empresas brindan a las personas jubiladas interesantes descuentos en un gran número de actividades culturales y de ocio. Informate y aprovechá las tarifas especiales para adultos mayores. 
  • Para disfrutar de la vida no siempre hace falta gastar dinero. Si tenés un presupuesto limitado, evitá los gastos que no sean realmente necesarios y pensalo bien antes de recurrir a préstamos o al crédito de las tarjetas.
 
Las deudas excesivas son una carga en cualquier etapa de la vida, pero para las personas jubliladas pueden ser un problema de difícil solución. Consultá las sugerencias para Controlar las deudas.
 
  • Con la edad, suele aumentar la necesidad de cuidados especializados. ¿Cómo hacer frente a los gastos médicos en estos años?
 
Además de las prepagas y otras obras sociales, podés afiliarte al PAMI, la obra social que brinda atención médica a jubilados y pensionados, y también a las personas mayores de 70 años que no cobren beneficios de la ANSES ni tengan obra social.
 
Sobre las deudas
 
Para muchas personas, los haberes jubilatorios son inferiores a los ingresos que conseguían de su actividad laboral.
 
Si no tenés ahorros para emergencias y solo cobrás tus haberes jubilatorios, corrés el riesgo de que cualquier situación imprevista se convierta en un serio problema económico.
 
¿Qué hacer cuando de verdad tenés que endeudarte para hacer frente a una necesidad?
 
  • Evitá acudir a prestamistas no autorizados. Prometen dinero fácil y rápido, sin papeles ni trámites, pero operan sin ningún control. Además, cobran unos intereses tan elevados que puede resultar casi imposble cancelar la deuda por completo.
     
  • Consultá cómo conseguir un préstamo del programa ARGENTA, gestionado por la ANSES.
     
  • Preguntá en tu banco las condiciones de los préstamos personales para jubilados y pensionados.
EN CRIOLLO
Tip: ubica el cursor sobre las palabras resaltadas con naranja para ver su definición.

Términos clave

Ahorro

Es la parte de los ingresos que no se consume y puede guardarse para atender necesidades futuras. La diferencia entre el ahorro y la inversión es que el ahorro tiene como principal objetivo conservar el dinero y evitar que pierda su valor (para lo que existen productos que brindan menores rendimientos pero total seguridad), mientras que en la inversión se intenta conseguir rendimientos más elevados, a cambio de asumir ciertos riesgos.

Crédito

Es un monto de dinero que los bancos ponen a disposición de personas y empresas para que puedan realizar compras o inversiones, sin necesidad de disponer en ese momento del capital necesario. De esta forma se puede adelantar el consumo cotidiano o la compra de autos, viviendas, equipamiento productivo y otros muchos bienes y servicios. El crédito se devuelve a lo largo de un plazo determinado en cuotas mensuales, que no sólo incluyen el dinero prestado sino también los intereses y gastos que componen el costo financiero total. Podés ampliar información en la sección En qué consiste un préstamo bancario.

Interés

Es el monto que recibe el propietario de un capital por ceder a otro el derecho a utilizarlo durante un periodo determinado. Por ejemplo, vos pagás un interés a cambio de utilizar el dinero que te presta el banco. Y al contrario, cuando abrís un depósito es el banco el que te paga a vos. El interés se expresa en forma de tasa, como un porcentaje. Ejemplo: “El depósito a un año está remunerado a una tasa de interés del 25% anual”. Esto significa que, por cada 100 pesos que tenés en el depósito, recibís 125 pesos al terminar el año.

Vivir la jubilación

© Copyright 2018, Banco Macro S.A. Todos los derechos reservados
Logo Banco Macro
Click to Verify - This site has chosen an SSL Certificate to improve Web site security Click to Verify - This site has chosen an SSL Certificate to improve Web site security